Cómo en cualquier SO, Ubuntu necesita un poco de mantenimiento. Tras un tiempo descargando paquetes y borrándolos, hay paquetes que se instalan automaticamente para satisfacer dependencias que quedan huérfanos, y ocupan espacio y seguramente generen tensiones en nuestro pc. Para ello, hay tres comandos que son útiles para mantener limpio nuestro GNU/Linux: clean, autoclean y autoremove.

Los tres se ejecutan de esta forma en nuestra terminal:

sudo apt-get [comando]

Voy a explicar un poco cada uno (que tienen su miga):

clean

Elimina todos los paquetes del cache (de /var/cache/apt/archives/ y /var/cache/apt/archives/partial/).

autoclean

Como clean, autoclean elimina los paquetes del repositorio local. La diferencia es que sólo elimina los paquetes que ya no pueden ser descargados y son inútiles.

autoremove

Borra los paquetes huérfanos, o las dependencias que se instalan automáticamente para satisfacer dependencias de otros paquetes y ya no son necesarios

Anuncios