Con el post de hoy inicio el que va a ser mi primer proyecto con una Raspberry. Hasta ahora he jugado con ella: probando distros y practicando comandos de GNU/Linux sin peligro para mi portátil. Poca cosa.

Voy a explicar como he montado un servidor de descargas con Transmission y la Raspberry Pi. Es un proyecto bastante sencillo, bueno para iniciarse en el mundillo de esta pequeña placa. Yo voy a usar una Raspberry 2 pero se puede realizar con cualquiera de sus hermanas pequeñas.

Antes de comenzar, es necesario tener la Raspberry con ip estática. Más que nada por la comodidad de no tener que averiguar con que ip inicia la raspi cada vez que la apagamos y para evitar conflictos si tenemos varios aparatos conectados. Puedes ver un tutorial de cómo configurar la ip estática en la raspberry aquí. Otra cosa necesaria es conectar la raspbery vía ssh desde otro pc. Aunque no hay problema si quieres hacer con un teclado conectado a la raspi ya que luego podremos manejar la descarga con el móvil o con el navegador de otro pc. Puedes ver cómo hacerlo en Win y Mac aquí y en GNU/Linux aquí.

Vamos a la chicha!

Instalar Transmission

Primero instalamos el programa con el siguiente comando

sudo apt-get -y install transmission-daemon

como pusimos la variable -y, el sistema instala automáticamente los paquetes dependientes transmission-common y transmission-cli

Esto habrá iniciado el cliente. Ahora vamos a configurarlo a  nuestro gusto, para ello necesitamos detener el programa, con el siguiente comando

sudo /etc/init.d/transmission-daemon stop

Empecemos por crear el directorio, en mi caso dentro de la tarjeta SD de la Raspberry

sudo mkdir /home/pi/Public/torrent

y creamos una carpeta para los ficheros torrent incompletos

sudo mkdir /home/pi/Public/torrent/temp

Ahora damos permisos a todas las carpetas creadas

sudo chmod 777 /home/pi/Public
sudo chmod 777 /home/pi/Public/torrent
sudo chmod 777 /home/pi/Public/torrent/temp

Ya tenemos todo listo para configurar nuestro Transmission. Vamos a abrir el archivo de configuración:

sudo nano /etc/transmission-daemon/settings.json

Pantallazo-pi@nas: ~

“download-dir”: “/home/pi/Public/torrent”, apuntamos la carpeta donde queramos situar los torrents terminados;
“incomplete-dir-enabled”: true, ponemos true para indicar al programa que temeos una carpeta para los torrent incompletos;
“incomplete-dir”: “/home/pi/Public/torrent/temp”, la carpeta donde van los torrents incompletos
“rpc-whitelist”: “127.0.0.1,192.168.1.92”, por defecto es 127.0.0.1, hay varias opciones. Puedes cambiarla por 0.0.0.0 o puedes poner la ip de raspi después de una coma. En mi caso puse la ip, 192.168.1.92, después de coma.
“rpc-username”: “ruben”, nuestro nombre de usuario;
“rpc-password”: “{7247289c30ac0b0522745d9fd5d2ee835dd5aff2MW.scGKO”, nuestra contraseña, es tan larga porque Transmission la esconde, en realidad es bastante más corta;
“rpc-whitelist-enabled”: false, para habilitar el acceso por web, puedes poner true si quieres que todo el mundo del entorno pueda entrar.

Ahora salimos y guardamos con Ctrl+x. A continuación arrancamos de nuevo el programa con :

sudo /etc/init.d/transmission-daemon start

Acceso web

Sin título

Ahora en cualquier navegador de otro ordenador introducimos la dirección ip de la raspberry, en mi caso 192.168.1.92:9091. Nos pedirá el usuario y la contraseña que hemos puesto en la configuración del Transmission.

Acceso via Android

Screenshot_2016-01-24-19-33-01

Para rizar el rizo, podemos controlar las descargas desde nuestro móvil con una app, por ejemplo, Remote Transmission.  Vamos a configurarla:

Name: Un nombre que tu elijas para denominarla: casa, pi, … como prefieras;
Host: la dirección ip de la raspi, en mi caso 192.168.1.92;
Port: de serie es 9091, no hace falta cambiarlo;
Path: el default nos sirve;
Usuario: el que hemos utilizado para el Transmission;
Password: la contraseña que pusimos al configurar Transmission;

Y ya está, ya podemos controlar las descargas de nuestra Raspi desde el pc de casa o desde el móvil. Más cómodo imposible. El próximo paso seria crear una red de carpetas compartidas con los ordenadores de casa y más tarde instalar un centro multimedia en la Raspi para ver las películas o series, que hemos descargados, cómodamente en la tele. Pero eso será otro día.

Un saludo

Referencias: raspberryparatorpes, ingenieroaburrido y electroensaimada

Anuncios